Batalla naval, sueño nº II

Poco quedaba del mundo que conocemos, lo único que permanecía en la tierra de la Era Anterior era una basta explanada de agua tan grande que había cubierto hasta la montaña más alta. Un oceano de dimensiones titánicas cubría todo el planeta…

La caravana naval A-23 llevaba la mitad de su trayecto recorrido, era una escuadra de protección compuesta, entre barcos militares y civiles, por más de 20 acorazados. Había partido de su base secreta hacía varios días y se dirigía hacia la siguiente Ciudad Flotante donde pretendían dejar a los heridos y reponer combustible y comida. En uno de los barcos situados en el flanco izquierdo estaba yo. Soy el segundo cocinero y teóricamente soy un miembro de la Milicia Marina aunque yo nunca me he considerado tal cosa. Mientras cocino uno de los peces capturados por la noche un temblor mueve el barco, caigo al suelo y el cuchillo que sujeta vuela hacia el techo dando vueltas y destelleando en todas las direcciones. Le toca bajar y lo hace prácticamente tan rápido como había subido. Baja hasta llegar la punta al suelo, atravesando previamente mi pierna izquierda, cortando cada fibra, cada capilar; lo hace desde arriba hasta abajo. En la cocina hay demasiado ruido para mi gusto, se han caído todas las cacerolas y solo quedan en sus ganchos tres sartenes. Me saco el cuchillo de la pierna y me la vendo con el delantal. Poco a poco voy cojeando hasta la escotilla más cercana.

Chavales jóvenes se afanan por hacer algo y van de lado a lado sin saber qué tienen que hacer. Se hacercan a mí pero los despacho con un tosco ademán y cuando pasa una persona con más rango me informo. Una gran ofensiva del ejército de la República Global según parece nos ganan en número y cuentan con varios submarinos. No tenemos muchas posibilidades… Qué mala suerte, me apetecía terminar de freír ese pescado…

Más y más ruido, durante varias horas no cesa el ruido de las sirenas y en los cientos de kilómetros cuadrados que ocupa nuestra caravana el agua empieza a cubrirse de un color entre el negro y el morado. Huele de una forma bastante desagradable, como si el aire que me alimenta fuese un veneno pegajos, decido respirar más pausadamente tratando de llenar mis pulmones el mínimo número de veces posible. Estoy en la cubierta, miro a un lado y al otro, según veo hemos creado un círculo y en el centro están los barcos civiles, al otro lado en una proporción de 5 a 1 están los enemigos. A unos 75 metros sobresale un periscopio, sin duda el dolor de mi pierna incrementará puntualmente antes de morir, pero será fugaz.

Bastante pegado a nuestro acorazado, más cerca que el submarino, hay un transporte civil. Si llegara hasta allí probablemente podría terminar de cocinar tranquilo. Qué desgracia ser parte del cuerpo militar, desertar supone la muerte. Ya hay varios cadáveres flotando en el mar y ahora acaba de sumarse el de un chico bastante joven. Si huímos nos matamos a nosotros mismos, y si nos quedamos nos mata el enemigo, qué tragico.

Cogeando y desgarrándome un poco más la herida a cada paso trato de buscar una salida en la parte inferior del barco. Pero nada. Me encuentro a un oficial que según parece, o eso denota su nerviosa y entrecortada voz, está intentando escapar como yo. Me vuelve a alertar de cómo me atravesarán el cuerpo con sus balas si intento llegar nadando. No parece haber alternativa y el combate se está poniendo serio, ¿porqué no ayudan los soldados que están evitando las deserciones? Así seguramente tendríamos una mínima posiblidad más de ganar, y de huir.

Me vuelvo a la cocina, en cubierta no estoy haciendo nada útil. Sigo cocinando. No creo que lleguen a comerlo, pero el combate podría alargarse. No es el caso, los primeros torpedos lanzados por el submarino empiezan a impactar contra el casco. Si me doy prisa y subo el fuego no se perdería demasiado del sabor del pescado. Mientras giro la llave del fuego la pared de la cocina estalla y un gran proyectil me barre como si no estuviera dentro. Mucho dolor, pero solo un instante como ya había pensado, rápidamente me llega la muerte.

Algo parecido he soñado hoy… Cuando me ha despertado mi madre ha sido cuando he muerto.. no es bueno dejar los sueños a mitad ^^

Saludos a todos, he probado un nuevo estilo 🙂

Anuncios

~ por zarkaslog en 18 diciembre, 2007.

8 comentarios to “Batalla naval, sueño nº II”

  1. Mi opinion: este estilo mola es mas interesante y parece mas “epico”, eso de que lso sueños tienen sentido puede ser verdad y que tu madre represente tu muerte no es nada bueno….

    saludos
    PD: igual el domingo voi a veros ensayar, mas vale que toqueis algo bueno.

  2. xDDD mi madre no representa la muerte… mi madre me ha despertado y para no dejar el sueño a mitad, como suele pasarme las pocas veces k sueño, simplemente he muerto xD

    A ver si puedes venirte, yo creo k no paxa na 🙂 tocamos siempre las mismas mierdas: haruka kanata, give it all, nothing else mathers, highway to hell, for whom the bell tolls y creo k ninguna más xDD

  3. jajjaja solo alguien como tu seria cocinero jajaajajaj pudiendo ser capitan , heroe, palyboy… cocinero!!! jajajaja (que conste que no tengo nada en contra de los cocineros, al contrario)

  4. oye, te estás riendo de mí?? xDDD na.. ser cocinero siempre me hubiera gustado pero soy un poco torpe 🙂

    sea comos sea, para todos: esto es mitad sueño mitad historia eh? vamos, el sueño está pero como todos los sueños la cantidad de caos ha sido mu grande y he tenido que adaptarlo al blog xD

    gracias por comentarme sir hector, conde de erectia 😮

  5. has soñado algo asi??

    te lo dije un dia en el coche: simpre se sueña! xo te acuerdas cuando te depsiertas en medio del sueño…
    si lo terminas nunca te acordarás!!!!!!!!!…

    x eso te acuerdas solo de los ke dejas a mitad!!!!!!!!! ainsssssssssssssssssssssssssss………………jaja

  6. O esa hipotesis es realomente curioso, etra mañana me e acordao de tu sueño por que yo tambien he soñado algo muy caotico , creo incluso que aun mas y la conclusion que he sacqdo es que el colegio es un escenario realmente temible y que debo seguir sin ver pelis de zombis y similes.
    Mas saludos xD

  7. Ya te lo dije carlos…sueña mas con mujeres desnudas que estas cosas no son sanas…xD

    Y si no sueña lo q yo…METAAAAAAALLL xD

    Como se me va…;)

  8. Holaaa!
    Me pasó por aquí porque alguien me ha dicho que tu sueño es interesante xD.
    Me ha gustado. De exo el principio (primer párrafo) me ha recordado a la narración que suele acompañar a las películas de tipo épico a la par que aparecen las letras iniciales.
    Ha estado bien, pero se ha hecho un poco corto. Me gusta el personaje del cocinero y la forma de contar la historia desde su punto de vista, es bastante original, estas historias siempre las narran los “importantes”. Acabo de comer y casi me ha entrado hambre y todo… xD
    Sólo te voy a sacar una pega, a poder ser, pon alguna coma más, tienes frases de casi tres líneas sin ni una coma y con tanto barco y tan poca coma, parece que la que se va a ahogar soy yo xD

    Un beso, Feliz Navidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: